Departamento técnico
Olmix Latinoamérica Norte

Los sistemas intensivos de engorda de ganado bovino (Feedlot), han hecho más eficiente la producción de proteína, ya que permiten el uso de alimentos balanceados a base de cereales y subproductos, reduciendo así el periodo de engorda y facilitando la obtención de animales homogéneos en la etapa de finalización. Por otra parte, se tiene mayor control sobre el manejo sanitario, se optimiza el espacio y no compite con tierras de cultivo (Gil, 2005).

Aunado a los beneficios de este sistema de producción también se presentan diversos desafíos en la salud de los animales como lo describiremos a continuación:

Las micotoxinas se localizan en diversos granos, cereales o leguminosas debido a la falta de buenas prácticas agrícolas que generan las condiciones idóneas para una mayor incidencia de hongos en los cultivos. La alta inclusión de cereales y subproductos incrementa el riesgo de contaminación por micotoxinas en la dieta, éstas pueden tener una grave repercusión en la salud y productividad de los animales ya que sus afectaciones son múltiples y la toxicidad puede presentarse de manera aguda o crónica.

También derivado del tipo de alimentación que se proporciona en los sistemas Feedlot para producción de carne, el cual incluye una adición de hasta el 85% de concentrados y un 15% de fibra, ocasionando cambios importantes a nivel del rumen. La alta proporción de concentrado incrementa la producción de AGV´s en rumen, lo cual hace que el pH llegue a niveles muy bajos (5.5) por periodos prolongados de tiempo, ante estos factores, los mecanismos naturales del rumiante son incapaces de amortiguar los niveles de acidez. Esto ocasiona una inflamación en las papilas ruminales (ruminitis), dañando también las funciones de barrera entre las células epiteliales. Bajo estas condiciones, las bacterias pueden migrar del rumen al torrente sanguíneo y causar otros problemas como abscesos hepáticos y laminitis (Salcedo, 2012).

Se estima que la presencia de abscesos hepáticos tiene una incidencia del 12 al 32% en la mayoría de los corrales de engorda (Nagaraja, 2011). La afectación principal es por la reducción en la ingesta de alimento y por lo tanto reducción en la ganancia de peso, en la eficiencia alimenticia y en el rendimiento de la canal.

El control de los abscesos hepáticos en el ganado de engorda generalmente depende del uso de compuestos antimicrobianos.

Otras afectaciones son las enfermedades respiratorias y las alteraciones digestivas (Estrada, 2010). La presentación de neumonías es frecuente y se cree que éstas son ocasionadas por la inmunosupresión que sufren los animales debido al estrés al que son sometidos, ya sea por factores ambientales (cambio de localidad, factores climáticos, hacinamiento) o al ser transportados hacia los corrales de engorda.

Estos problemas generan una merma en la ganancia diaria de peso, retraso en el desarrollo y aumenta los costos de medicación para tratar a los animales enfermos. Se ha documentado que los problemas respiratorios pueden afectar hasta el 100% de los animales de un mismo lote y pueden producir hasta un 25% de mortalidad. Los tratamientos rutinarios consisten en la implementación de un programa de vacunación en animales sanos y del uso de antibióticos de amplio espectro para los animales que muestren signología (García, 2016).

Para apoyar una producción sustentable, moderando el uso de antibióticos en los sistemas de ganado de engorda, Olmix ha desarrollado una serie de componentes extraídos de las algas marinas que han demostrado su alta actividad biológica en los organismos vivos para apoyar las funciones inmunes, hepáticas, de barrera natural y como capturante de toxinas y micotoxinas provenientes de los alimentos.

Riesgo de micotoxinas

Las micotoxinas son metabolitos de los hongos que se desarrollan durante el crecimiento de las plantas, durante la cosecha, la transformación y el almacenaje de las materias primas. Este riesgo se encuentra presente y constante en el alimento destinado a los animales de producción, lo cual afecta de manera negativa la salud y rendimiento productivo de las especies pecuarias.

Para controlar este riesgo y reducir los efectos nocivos de las micotoxinas, se debe agregar al alimento un absorbente de micotoxinas de amplio espectro.

Adsorbente de amplio espectro, tiene molécula pantentada de Amadéite® para la absorción eficaz de fusariotoxinas de gran tamaño como FUM y DON. Este absorbente tiene una presentación granular para facilitar su inclusión en el establo, es decir, se puede agregar desde el carro mezclador y gracias a que es un microgránulo, no genera polvo.

Al ser evaluado en un modelo gastrointestinal dinámico como el TIM-1 del TNO, se observa a nivel de yeyuno una absorción de DON y de FUM de más del 50% con respecto al grupo control. En íleon continúa con la absorción de micotoxinas sin evidencia de picos que indiquen desorción, y de manera global con la dosis de 0.1% del absorbente, se reduce la disponibilidad de DON y FUM en un 40 y 60%, bajo las condiciones de simulación del ambiente intestinal.

 

Para mejorar la función inmunitaria y la integridad intestinal Algimun®

Es un agente inmunomodulador y de refuerzo de la función de la barrera intestinal que está compuesto por los siguientes polisacáridos sulfatados marinos:
MSP® BARRIER, extraído de las algas rojas (Solieria chordalis), tiene como objetivo fortalecer, mejorar la integridad intestinal. Actúa sobre la primera línea de defensa al reforzar las uniones estrechas del epitelio gastrointestinal y aumentar la secreción de mucina mediante la activación de receptores MUC2 y MUC4, de esta manera evita la colonización y traslocación de patógenos.

Durante periodos de estrés y desafío por patógenos se reduce la capa de mucina y se alteran las uniones estrechas, como consecuencia hay un incremento en la permeabilidad intestinal, permitiendo la traslocación de patógenos y toxinas al torrente sanguíneo, generando una sobrecarga del sistema inmune.

MSP® IMMUNITY modula la respuesta inmune innata y adaptativa de los rumiantes, es extraído de algas verdes (Ulva sp.) y tiene como objetivo mejorar la respuesta de las defensas del organismo en los periodos de estrés, en desafíos sanitarios, problemas respiratorios, parasitosis, y en los vacíos inmunitarios de los mamíferos jóvenes. MSP® IMMUNITY activa los receptores de membrana celular (TLR-4 y TLR-2), estimulando la síntesis de mediadores celulares como citocinas y quimiocinas, para reclutamiento, proliferación y diferenciación de las células inmunitarias.

Mejora la función digestiva

Presencia de hígado graso, cúmulo de grasa a nivel de los hepatocitos, generalmente asociado a una alimentación rica en hidratos de carbono, no debe considerarse una lesión propiamente dicha. En los hígados afectados por este proceso, se observará una coloración marcadamente más clara, de tonalidad marrón amarillenta, fácilmente diferenciable de hígados de coloración aparentemente normal. Aunque sin repercusión desde la perspectiva de seguridad alimentaria, los hígados con esteatosis suelen retirarse de la cadena alimentaria por cuestiones comerciales más que sanitarias (Domínguez, 2011). sin embargo, la afectación del hígado interfiere en el proceso digestivo del bovino, afectando la conversión y la ganancia de peso.

DigestSea®

Contiene MSP® LIPIDS para mejorar el metabolismo hepático, este extracto de alga marina incrementa la expresión de los receptores farnesoides (FXR) en los hepatocitos, estos receptores son clave para el metabolismo del colesterol, los ácidos biliares y los lípidos. La activación de los FXR aumenta la conversión de triglicéridos a VLDL, lo que significa que DigestSea® tiene la capacidad de reducir las vacuolas lipídicas del tejido hepático, permitiendo una mejor condición para restablecer las funciones metabólicas de los hepatocitos, generando un funcionamiento normal del hígado, de forma inmediata.

Conclusión

El uso de herramientas naturales nos permite reducir los costos terapéuticos, al mismo tiempo que mejoramos la productividad y la sustentabilidad de la granja. Es decir, producir más con menos. De esta forma construir una cadena alimentaria saludable y de bajo impacto.

Referencias

  • B. Gil S. Feedlot, elementos que intervienen y posibles impactos en el medio ambiente. Sitio Argentino de Producción Animal. 2005.
  • Domínguez, J. 2011. Inspección ante mortem y post mortem en animales de producción (patologías y lesiones). Navarra – España. 139 – 165 págs. ISBN: 978-84-92569-59-5.
  • Estrada Márquez S. Manejo productivo de un sistema intensivo de engorde bovino “feedlot” en la hacienda Meyer Ranch (Dakota del norte, Estados Unidos) Corporación Universitaria Lasallista. 2010.
  • García Mario E. Revisión bibliográfica de Neumonía Bovina y descripción de un caso clínico confirmado. Tesina de la orientación Producción Animal. 2016.
    Nagaraja T. G. Liver abscesses in feedlot cattle: a review. J ANIM SCI 76:287-298. 1998.
  • Salcedo G. Acidosis ruminal en bovinos lecheros: implicaciones sobre la producción y la salud animal RedVet. Revista Electrónica de Veterinaria, vol. 13, núm. 4, 2012.

Para más información:
Olmix Latinoamérica Norte
Tel. oficina: (442) 245 5860
[email protected]

Artículo publicado en Entorno Ganadero Octubre Noviembre 2021