(Estudio de revisión).

Alberto Rodríguez M.,
MMVZ Soporte Técnico en bioseguridad, Animal Safety.
Neogen Latinoamérica.

Se estima que entre un 15-20% del total de las producciones pecuarias se ve mermada por causas infecciosas. La intensificación de las producciones ha llevado consigo la creación de líneas genéticas especializadas para este tipo de producciones, que en muchos casos se ha logrado con la pérdida de cierta rusticidad de la raza. Esto significa que se trabaja con animales más sensibles a sufrir problemas patológicos.

El término Bioseguridad comenzó a utilizarse en los años 90, como un concepto integral. “BIOSEGURIDAD comprende(1) la planificación e implementación de un conjunto de directrices y normas operacionales cuyo objetivo principal es la protección de los animales contra la entrada de los organismos patógenos”(2).

La bioseguridad es una parte fundamental de cualquier empresa pecuaria ya que proporciona un aumento de la productividad y un aumento en el rendimiento económico(3).

La bioseguridad engloba 3 grandes aspectos:

Si bien un programa de bioseguridad no tiene un protocolo absoluto (pues el mismo es específico de cada producción pecuaria, debiendo ser definido luego de una visita y evaluación a la unidad de producción), hay algunos puntos inamovibles que a continuación se presentan(4) (5):

  • Deseo y compromiso de TODO el personal de la unidad productiva por implementar un programa de Bioseguridad.
  • Capacitación constante del personal.
  • Evaluación del resultado del protocolode bioseguridad.

Mientras, las principales medidas operacionales son:

  • Registros (Productivos, administrativos, personales, etc.)
  • Limpieza y desinfección (Desde lo general hasta lo particular)
  • Medicina preventiva
  • Control de plagas (Moscas, aves, roedores)
  • Trazabilidad (Insumos y productos)
  • Entre otras medidas más específicas

Si bien todos los conceptos anteriormente enlistados son parte importante de un programa integral de bioseguridad, la limpieza y desinfección son mucho más relevantes aún ya que de ellas se derivan directamente la entrada y salida de microorganismos.

Para que un programa de desinfección sea eficaz debemos realizar sistemas de manejo “todo dentro, todo fuera” con vacíos sanitarios que aprovecharemos para la limpieza de las instalaciones. La limpieza es la parte fundamental del saneamiento de un área o instalación, si es bien realizada, se eliminará el 90% de la materia microbiológica en el área. Esta se divide en 2 pasos:

  • Limpieza en seco. Retirar toda la suciedad y materia orgánica visible por métodos físicos. (Escombrar, barrer, etc.).
  • Limpieza húmeda. Antes del lavado, se deben humedecer las superficies para posteriormente aplicar un detergente especializado, es importante ejercer acción mecánica (tallado) durante este proceso para remover la biopelícula. Por último, se debe eliminar el detergente enjuagando con agua limpia.
  • Verificación de la limpieza. Existen diversas herramientas que nos permiten constatar si el proceso de limpieza fue bien realizado, midiendo la cantidad de materia orgánica remanente (ATP). Registros de limpieza. Llamados “Procedimientos Operacionales Estandarizados de Saneamiento” (POES por sus siglas), son registros donde se detalla el procedimiento de limpieza realizado en una superficie o equipo. En la unidad pecuaria es de ayuda ya que nos permite realizar la trazabilidad sobre la limpieza de instalaciones o equipos. ¿Cuándo se realizó? ¿Quién la realizó? ¿Qué productos se usaron? Además de otras interrogantes relevantes para llevar a cabo un adecuado control sobre este procedimiento. Nos permite también identificar fallos o errores para corregirlos en aplicaciones futuras.

La superficie debe estar completamente seca antes de iniciar la desinfección, lo anterior para no disminuir la eficacia de los principios activos (4).

Finalmente, viene el proceso de desinfección. Si bien la limpieza elimina el 90% de la carga microbiana, la combinación de la limpieza y desinfección elimina el 99.99% de la contaminación, por lo que debe considerarse un paso obligado en el proceso. El desinfectante por usar y el método de aplicación dependerá del área que esté siendo tratada (siempre ver ficha técnica y/o hoja de seguridad del producto)(4)(5).

Los procesos de limpieza y desinfección son aplicables a todas las áreas y equipos de la producción, por ejemplo:

  • Sanitización del sistema de agua. Este paso es muchas veces olvidado a pesar de su gran importancia en prevenir la contaminación a través del sistema de agua. Durante la sanitización de la línea de agua de bebida se debe dar especial atención a la eliminación del biofilm en el tanque principal (el biofilm son células microbianas y polisacáridos). Para remover este biofilm es necesario usar un producto que penetre y exponga al patógeno a la acción germicida del desinfectante.
  • Tapetes sanitarios. Deben ubicarse en un lugar conveniente a la entrada de todos los galpones o corrales. Deben llenarse con un desinfectante que tenga acción probada en condiciones de alta concentración orgánica y que no sea afectado por la temperatura o los rayos solares. Aun cuando el desinfectante sea resistente y funcional en presencia de materia orgánica, es importante mantener la solución lo más la efectividad y la vida útil de la solución. Un paso que apoya esta característica es la limpieza del calzado con agua y el cepillo, antes de sumergirlo en el tapete sanitario
  • Vado sanitario. Es fundamental para la desinfección de todos los vehículos que ingresen a la granja. El desinfectante debe cumplir con los requisitos ya citados en los tapetes sanitarios y al igual que en caso anterior la solución desinfectante debe renovarse cuando sea necesario (suciedad o contaminación orgánica excesiva). Los vados deben cubrir las ruedas y el chasis de los vehículos. Es importante asegurarse que las cajas de los camiones y camionetas sean tratados también (limpieza y desinfección previa a entrara la granja) especialmente si han transportado animales de otras producciones.
  • Higiene general. Todos los visitantes y operarios deben tomar una ducha al momento de ingresar a la producción, además de usar vestimenta propia de la granja. La higiene de manos debe considerarse en todo momento, en especial cada vez que se entra y sale de un corral.

BIBLIOGRAFÍA CITADA:

  • Labairu J.; Aguilar M.; Iñigo J. A. BIOSEGURIDAD EN LAS EXPLOTACIONES-I. Navarra Agraria. 2009.
  • Venturino J. Bioseguirdad en granjas avícolas. Biofarma S.A.
  • Ricaurte Galindo, Sandra L. Bioseguridad en granjas avícolas. REDVET. Revista Electrónica de Veterinaria, vol. VI, núm 2, febrero, 2005, p.p. 1-7 Veterinaria Organización Málaga, España
  • Muños R. Bioseguridad: Principios, Fundamentos, Desafios y estructura. Neogen, Animal safety. Lexingtong, KY 40511 USA
  • Quiles, A, Zaragoza, M.I Nivel de biosegurad en naves de engorde de pollo de la región de Murcia Archivos de Zootecnia, vol. 54, núm 208, 2005, pp609-618. Universidad de Córdoba
  • Woodger G.J.A.; Grezzi G. La bioseguridad y la desinfección en el control de enfermedades. Antec-Internacional.

Artículo Publicado en Los Porcicultores y su Entorno

Empresa Neogen