MVZ. Carlos Alberto Maya Barradas
[email protected]

¿Qué es el cambio?

El cambio en las personas dentro de una unidad productiva en los Agronegocios se puede definir como una modificación del comportamiento para realizar exitosamente una nueva actividad o para la obtención de objetivos determinados.

El proceso de cambio a veces es sumamente complejo y difícil de examinar y administrar en la realidad, en vista del gran número de variables que intervienen en una situación del cambio. El proceso de cambio enfocado a la mejora y crecimiento en una unidad productiva pecuaria requiere muchas veces de tiempo y en base a la experiencia del productor para lograr las mejoras necesarias de manera más eficiente para poder incrementar la productividad mediante el aprovechamiento de todos los recursos involucrados dentro de la granja o planta de procesamiento, esto desde luego también dependerá de la aplicación efectiva de un correcto programa de capacitación, hacia todos los miembros y colaboradores del negocio, no importando el tamaño de la empresa para que se cumplan con los objetivos principales que es lograr satisfacer la demanda de un nicho de mercado específico con productos con alta calidad y valor agregado.

Sin embargo, la capacitación debe ser implantada dentro de la organización como una filosofía y parte de la cultura constante que debe prevalecer como una actitud proactiva por parte del dueño, si es que se quiere ir preparando él mismo hacia una actitud de cambio y crecimiento de su empresa en el futuro

Generalmente a nivel de administración operativa en un negocio avícola es indispensable que el productor implemente las mejoras necesarias en diversas actividades para el correcto desarrollo del negocio, tal es el caso de:

  • Producción y Compras
  • Servicios Técnicos
  • Ventas y Distribución
  • Contabilidad y Finanzas
  • Administración y Personal

En muchas ocasiones la falta de planeación continua para la correcta administración a nivel operativo de las anteriores actividades mencionadas, conlleva a una ineficiencia y mal aprovechamiento de todos los recursos invertidos dentro de la unidad de producción y pueden presentarse desastres y en ocasiones irreparables en el negocio.

Producción y Compras

En el caso de la producción de carne y huevo, se requiere desde luego como punto de partida adquirir o comprar una excelente calidad genética y raza del ave donde nos determine esta característica, su capacidad para producir kilogramos de carne o kilogramos de huevo durante todo el ciclo de producción, esto conlleva desde luego que el productor les brinde a las aves de manera continua las condiciones necesarias y favorables para lograr que el ave se desarrolle dentro de un ambiente óptimo ofreciéndoles calidad de alimento, calidad de agua, temperatura y condiciones ambientales dentro de la zona de crianza. En este caso el cambio hacia la mejora dependerá desde la planeación de la compra o en dónde se adquiera el ave, asimismo se debe planear dónde o con qué proveedor se suministrarán todos los demás insumos y materias primas a utilizar durante la crianza de las aves, y determinar desde luego su procedencia y si cumplen con los parámetros de calidad y por otro lado, establecer los procedimientos de manejo correctos para una crianza correcta, ya que a nivel de producción se requiere obtener un peso final deseado a un costo menor posible, esto en el caso de las aves productoras de carne como: el pollo, pavo o codorniz, y en el caso del ave de postura obtener un peso, color y calidad de cascarón del huevo establecido por el mercado.

Servicios Técnicos

Es importante también que el productor se respalde y solicite el apoyo de especialistas en el sector avícola que le permitirán irse preparando en áreas técnicas dentro del mismo proceso de producción dentro de su negocio, también es importante que se actualice sobre las innovaciones tecnológicas y avances en materia de calidad genética, nutrición, sanidad, equipamiento e infraestructura, al mismo tiempo le permitirá informarse y prepararse junto con sus asesores hacia la obtención de un financiamiento en el futuro y con instituciones que ofrezcan estos apoyos al campo, con la finalidad no sólo de poder solventar costos o gastos por inversión, sino también implementar una cultura financiera y del ahorro, y poder seguir capacitándose, esto le permitirá crear las bases hacia una sólida mejora y crecimiento del negocio.

Ventas y Distribución

Al productor le debe quedar claro desde un principio cuál es el nicho de mercado que desea incursionar y qué tipo de productos desea ofrecer a sus clientes, es decir, si venderá aves en pie, pie de cría, venta de huevo, carne de ave procesado y con valor agregado, carne o huevo de tipo orgánico, productos Kosher y bajo qué condiciones de entrega y presentación comercial los ofrecerá. Esto le permitirá desarrollar la estrategia adecuada para orientar a su negocio y prepararse a competir en mercados que exigen ciertos requerimientos y condiciones de calidad de los productos avícolas.

Contabilidad y Finanzas

Para que el negocio prosperé y mejore, y pueda crecer en el futuro, el productor también necesitará siempre llevar un plan financiero y contable que le permita monitorear la salud financiera de su negocio y desde luego prever en todo lo posible los diferentes costos de inversión necesaria que le permitan cumplir con los requisitos de calidad en cuanto a servicios y productos establecidos por sus clientes para poder adquirirlos con el productor, tal es el caso de mejorar su infraestructura y equipo, invertir en capacitación para él mismo y para sus colaboradores, obtener certificaciones de calidad, conocer sus costos por comercialización, conocer su margen de utilidad, cuánto invertirá en aspectos administrativos, fiscales y legales, cumplimiento de normas ambientales y sanitarias, etc.

Todo deberá ser incluido en el plan financiero para realizar las proyecciones de egresos e ingresos (activos y pasivos) en determinados años y orientar a su empresa a lograr un punto de equilibrio y poder tener la liquidez continua para hacer reinversiones o compra de materia prima o insumos necesarios para que su empresa siga funcionando.

Administración y Personal

En una granja o planta de procesamiento de aves siempre se requerirá del apoyo de otros colaboradores para que realicen actividades específicas y que son clave a nivel tanto operativo, administrativo o comercial, es por eso que el productor como dueño y responsable deberá integrar a su equipo de trabajo, personas comprometidas y con deseos de crecer n verdad junto con la empresa y ofrecer toda su capacidad y talento para producir y comercializar alimentos que puedan abastecer a un mercado cada día más exigente en cuanto a calidad, precio y servicio, y sobretodo poder lograr la lealtad de los clientes hacia el negocio mismo, esto como resultado de que en verdad se sienten atendidos y satisfechos con lo que el productor les está ofreciendo.

Conclusión

La actitud hacia el cambio y la mejora debe ser un activo de la empresa y desde luego del mismo dueño o productor que deberá entender y aprender a detectar las necesidades de su mercado, conocer a sus clientes y saber a qué precio están dispuestos a pagar ellos por sus productos, ya sea carne o huevo y con valor agregado. Se deben definir las políticas y lineamientos de cómo funcionará la empresa desde un principio para darle un mayor rumbo con solidez y seriedad a lo que se haga y produzca, esto también le permitirá al productor obtener credibilidad y confianza con sus clientes.

Bibliografía y otras referencias

  • Soria Murillo (2004). “Relaciones Humanas”, Edit. Limusa. México.
  • Aguilar Valdés, A. (2003). “Tratado para Administrar los Agronegocios”, Edit. Noriega. México.
  • George Eckes (2004). “El Six Sigma para todos”, Grupo Edit. Norma. Bogotá.

Artículo publicado en Los Avicultores y su entorno