Las imágenes satelitales y su impulso a una nueva etapa de información agrícola y pecuaria

0
1335

Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).
www.gob.mx/siap

Introducción

Los avances tecnológicos en materia de comunicación que se originaron desde la segunda mitad del siglo XX han impactado en múltiples áreas. La geografía, y en especial la cartografía, son ejemplo de ello. El desarrollo y la puesta en órbita de satélites inauguró una época de imágenes desde el espacio exterior que nos han permitido tener un mayor y mejor conocimiento de nuestro planeta.

A diferencia de la primera imagen tomada el 14 de agosto de 1959 por el satélite estadounidense Explorer 6, las imágenes que en la actualidad se obtienen mediante el escaneo de la superficie terrestre son más complejas que las fotografías, ya que permiten separar la representación de la tierra en diferentes capas, posibilitando un estudio más preciso de la tierra. De igual forma, el desarrollo de las computadoras y herramientas como el GPS son otros elementos que han contribuido a crear una sinergia, para lo que podríamos llamar hoy en día, una geografía y cartografía digital.

En nuestro país, las imágenes obtenidas mediante percepción remota han sido una importante fuente para la generación de información geográfica de interés nacional, desde el uso de la fotografía aérea de finales de la década de 1960, hasta el aprovechamiento de los servicios de imágenes de satélites de alta y muy alta resolución durante las primeras dos décadas de este siglo.

El origen de la Estación de Recepción México (ERMEX)

La historia reciente del uso gubernamental de imágenes satelitales comienza en noviembre de 2003, cuando el gobierno federal inauguró en las instalaciones de la Secretaría de Marina Armada de México, la Estación de Recepción México de la Constelación SPOT (ERMEXS), que tenía como finalidad la captura de imágenes terrestres con mediana y alta resolución.

El Sistema SPOT IMAGE -proveedora del servicio en ese momento- es una sociedad fundada en 1982, por el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) de Francia, el Instituto Geográfico Nacional francés y la industria espacial. Este sistema diseñó una constelación de satélites que tiene como objetivo la captura de imágenes terrestres para los países que soliciten su servicio.

Con el empleo de este servicio por parte de nuestro país se estaba reconociendo que el uso de imágenes satelitales constituye una herramienta de gran utilidad para la verificación, monitoreo y registro de un número creciente de características físicas de la superficie nacional, y que su aprovechamiento permitiría tener una visión global del territorio, conocer sus cambios y proyectar las tendencias en el uso del suelo a escala rural, urbana, periurbana, regional y nacional, así como realizar estudios de impacto ambiental, entre otras muchas aplicaciones; además de mantener actualizada la base de datos cartográfica que esta información genera.

Las imágenes satelitales y su impulso a una nueva etapa de información agrícola y pecuaria imagenes satelitales 1

Posteriormente, en el año 2012 y tras la firma de un nuevo convenio, se estableció que sería la Secretaría de la Defensa Nacional la que resguardaría la Estación de Recepción México (ERMEX) en la 22a Zona Militar, ubicada en Santa María Rayón, Estado de México, y que sería la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural a través del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, el organismo responsable de administrar y operar la Estación, además de proveer imágenes satelitales para instancias de los tres órdenes de gobierno, así como para centros de investigación y universidades públicas, quienes pueden realizar proyectos especializados sin costo adicional para el país.

Una vez firmado el convenio, en ese mismo año se inició la construcción de la ERMEX y comenzó operaciones a partir del 17 de septiembre, recibiendo telemetría del satélite SPOT 5; y para febrero de 2013 se inauguró formalmente y comenzó la recepción de imágenes SPOT 6. La estación fue diseñada para recibir la señal de los satélites SPOT 6 y 7, cuya información estratégica es administrada por técnicos mexicanos especializados, quienes procesan las imágenes y diseñan aplicaciones geoespaciales específicas.

Ambos satélites -lo más modernos de su generación- tienen una vida útil de 10 años, más un tiempo extra que pueden ser de hasta 4 años, y se localizan a una menor altitud con respecto a sus antecesores, lo que, aunado a múltiples mejoras tecnológicas, ha permitido mejorar la resolución espacial al pasar de 2.5 a 1.5 metros. La cobertura que se tiene con la antena comprende un radio de 2,500 km2, lo que ofrece la posibilidad de cubrir desde el sur de EE. UU. hasta la parte norte de Colombia.

Las imágenes satelitales y su impulso a una nueva etapa de información agrícola y pecuaria imagenes satelitales 2
Puerto de Veracruz, Ver. Imagen SPOT 6 del 3 de agosto de 2022. Una imagen SPOT cubre 3,600 km2, equivalente a 2.5 veces la superficie de la Ciudad de México.

De igual modo, el convenio firmado para la adquisición de las imágenes proporciona al SIAP el beneficio de programar los satélites hasta con 4 horas de antelación con el fin de cubrir áreas específicas de interés, medida que normalmente se utiliza cuando hay eventos que están afectando la seguridad nacional o alimentaria. Esto se facilita, si consideramos que los satélites SPOT 6 y 7, tardan un tiempo aproximado de 98 minutos en dar la vuelta a la tierra, es decir en hora y media.

La ERMEX es una estación terrena con una antena que recibe directamente telemetría de los satélites SPOT, para su operación cuenta con infraestructura para la adquisición, recepción, decodificación, procesamiento, almacenamiento, respaldo y distribución de la información recibida. En ella se tiene la más alta tecnología, ya que opera las 24 horas del día, durante los 365 días del año.

El acervo de imágenes de nuestro país, que se han almacenado desde 2003 a la fecha, nos indica una cifra de 772,546 imágenes, con las cuales se ha logrado desarrollar una infraestructura y un patrimonio de información geoespacial sólido y amplio con diversos usos. Durante los 10 años en los que el SIAP ha administrado la estación, se ha aprovechado la experiencia que este organismo ha alcanzado en la coordinación y desarrollo del análisis estratégico de la información agroalimentaria.

El uso de las imágenes en el sector agrícola

Dentro del ámbito agropecuario, su utilización ha generado conocimientos e innovaciones tecnológicas para promover el desarrollo productivo, competitivo y sustentable de las actividades del sector, así como la oportunidad de referenciar, determinar linderos y analizar cultivos del agro nacional.

Particularmente, para el SIAP, el uso de estas imágenes ha facilitado, fortalecido y precisado las funciones de validación y verificación de la agricultura mexicana, favoreciendo la estimación de superficie sembrada, volúmenes esperados de producción, verificación de la aplicación efectiva de las políticas del campo, así como dar seguimiento a las medidas ambientales y apoyos.

Algunos de los programas de información geoespacial que el SIAP ha desarrollado en la última década son los siguientes y están disponibles a todos a los usuarios que así los requieran:

Además, realiza otros servicios de inteligencia geoespacial para la toma de acciones y medidas. Entre estos servicios podemos señalar el monitoreo de incendios forestales, monitoreo de la sequía, monitoreo de fenómenos hidrometeorológicos, monitoreo de plagas, gestión de cultivos en áreas naturales protegidas y georreferenciación de los padrones nacionales de productores, entre otros.

La infraestructura pecuaria, un servicio geoespacial como pocos en el mundo

Otro de los programas que el SIAP ha afianzado, consolidado y fortalecido es el que se refiere a la infraestructura pecuaria. Dentro del sistema de Infraestructura del Sector Agroalimentario (cuya liga es la siguiente; http://cmgs.gob.mx/siapdsg/apps/webappviewer/index.html?id=467c103d479b437e86b9419440b38df1) y que incluye datos de obras y equipamiento para la agricultura -almacenes- así como para la actividad acuícola -granjas- destaca el  acervo y riqueza de información que el SIAP ha construido a lo largo de casi una década y que se ha convertido en una herramienta básica para todos aquellos que se dedican a la actividad pecuaria en sus diferentes tipos y derivados.

No debemos olvidar que la ganadería tiene una importancia económica clave en el país y que es, además, una fuente de alimentos básicos para la seguridad alimentaria de la población.

Este sistema tiene la capacidad de mostrar prácticamente toda la infraestructura pecuaria del país en sus diversos establecimientos:

  • Apiarios
  • Centros de sacrifico
  • Corrales de engorda
  • Cuencas y establos lecheros
  • Granjas de aves de engorda
  • Granjas de aves de huevo para plato
  • Granjas porcinas
  • Unidades de producción caprina
  • Unidades de producción ovina

En cada una de éstas es posible encontrar su ubicación en el territorio nacional a una muy alta resolución, además de información adicional como la entidad donde se ubica, el Distrito de Desarrollo Rural y  el Centro de Apoyo al Desarrollo Rural al que pertenece, nombre de la unidad y los productos que genera.

Las imágenes satelitales y su impulso a una nueva etapa de información agrícola y pecuaria imagenes satelitales 3

Por ejemplo, en el caso de los centros de sacrificio también se incluyen el tipo de rastro y la capacidad por tipo de ganado. Para las cuencas y establos lecheros se incorporan los datos del tipo de ganado, el tipo de ordeña y la superficie que ocupa.

El aporte que el SIAP ha dado al desarrollo y a la validación de aplicaciones estratégicas como es el uso de una inteligencia geoespacial al sector pecuario, tiene derivaciones positivas en varios aspectos:

  • Dar seguimiento a la capacidad del abastecimiento nacional de los productos pecuarios y sus derivados, tan importantes en la alimentación nacional.
  • Ubicar la infraestructura pecuaria y su relación con las zonas de consumo, que es un factor crucial en las cadenas de valor.
  • La información precisa que genera resulta clave en la toma de decisiones para el conjunto de actores que participan en las actividades pecuarias.
  • La posibilidad de que cualquier participante de la actividad pecuaria pueda visualizar desde su celular, tablet o computadora, la infraestructura en su zona de influencia, contribuye a mejorar la calidad y estrategias de negocio.
  • Asimismo, el detalle de esta infraestructura contribuye a la trazabilidad de los productos de origen pecuario en aras de la sanidad e inocuidad de los productos alimentarios.
  • De igual forma, el monitoreo de cultivos -ya sea de granos y/o pastizales- contribuye a conocer las perspectivas de la oferta de los insumos alimentarios, tan importantes para el progreso de la ganadería.

Con la modernización y actualización de los sistemas de información geográfica y cartográfica a partir de las imágenes satelitales, se está generando una herramienta que permite llevar a cabo la planeación, supervisión, inspección y corrección en todos los eslabones de la cadena de valor del sector pecuario, lo que, desde luego, beneficia a todos.