Dra. Liliana Solís Robles.
Consultora en Nutrición. USAPEEC.
Correo: [email protected]

Recientemente la carne de pavo ha añadido a su repertorio algo más además de ser una comida festiva. Ahora se le conoce como un tipo de carne deliciosa y nutritiva que se puede disfrutar en cualquier día del año. Su creciente popularidad también ha sido estimulada por la mayor disponibilidad de piezas de pavo individuales como la pechuga, chuletas y carne molida de pavo. Estas alternativas a cocinar un pavo entero han hecho que sea más conveniente para todos incorporar fácilmente el pavo en su alimentación diaria.

Estos son algunos de los beneficios de su consumo:

  1. El pavo es una excelente fuente de proteína, y puede ser fuente de otros nutrimentos importantes. Dependiendo su alimentación previa, por ejemplo, es posible que el pavo contenga cantidades valiosas de ácidos grasos omega- 3 (Komprda, Zelenka, & Fajmonová, 2005), si éstos se incluyeron en la alimentación del animal y éste tuvo una buena salud a lo largo de su vida.
  2. La carne de pavo es una buena fuente de Zinc, un mineral que ayuda a cuidar de tu vista, ya que mantiene sus funciones normales. Comiendo carne de pavo la protección es doble para tus ojos, ya que también contiene Niacina, una vitamina que protege a nuestros ojos contra las cataratas (Sarubin Fragaakis & Thomson, 2007).
  3. La carne de pavo es fuente de Hierro, un mineral que participa en la formación de las células de la sangre, participa en el transporte de oxígeno de los pulmones a las células (Sarubin Fragaakis & Thomson, 2007).
  4. La carne de pavo es rica en proteínas, que son importantes para el crecimiento y desarrollo durante la infancia, adolescencia y el embarazo (Mahan & Escott-Stump, 2007).
  5. La carne de pavo te ayuda a conciliar el sueño. La carne de pavo contiene Triptófano, un aminoácido esencial que participa en la producción de Serotonina, una sustancia que ejerce en nosotros un efecto calmante y ayuda a regular el sueño (Mahan & Escott-Stump, 2007).
  6. La carne de pavo es buena fuente de Zinc, un mineral necesario para que el sistema de defensa de nuestro cuerpo (sistema inmune) funcione adecuadamente (Mahan & Escott- Stump, 2007).
  7. La carne de pavo es fuente de vitaminas del complejo B, estas vitaminas, en particular la B6, protegen contra la pérdida de la memoria relacionada con la edad (Mahan & Escott-Stump, 2007).
  8. La carne de pavo es rica en proteínas, las cuales aumentan el sentimiento de saciedad y esto ayuda en el control de peso, al comer menos (O’Brien, 2009).
  9. Uno de los beneficios poco conocidos del consumir carne de pavo, es que contiene minerales ‘traza’ que se cree ayudan en la prevención del cáncer. La carne de pavo contiene Selenio, el cual es esencial para que nuestro sistema inmune funcione correctamente. Este mineral también juega un papel esencial en el sistema de defensa antioxidante, el cual ayuda a eliminar los radicales libres responsables de la formación de cáncer en el cuerpo (O’Brien, 2009).

BIBLIOGRAFÍA:

  • Komprda, T., Zelenka, J., & Fajmonová, E. (24 de agosto de 2005). Arachidonic acid and long-chain n-3 polyunsa- turated fatty acid contents in meat of selected poultry and fish species in relation to dietary fat sources. J Agric Food Chem, 53(17).
  • Mahan, L. K., & Escott-Stump, S. (2007). Krause Dietoterapia (12a ed.). Elseviere Masson.
  • O’Brien, M. (18 de noviembre de 2009). Facts on the Health Benefits of Turkey. Obtenido de Livestrong: The Limitless Potential of You: http://www.livestrong.com/article/2704-facts- health-benefits-turkey/
  • Sarubin Fragaakis, A., & Thomson, C. (2007). The Health Professional’s Guide to Popular Dietary Supplements (3ra ed.). Chicago, Il.: American Dietetic Association.

Artículo publicado en Los Avicultores y su Entorno Diciembre-Enero 2016