Antonia Tacconi
Biomin

Países de todo el mundo han desarrollado nuevas políticas para reducir el uso de antibióticos en sistemas de producción animal, entre las cuales se encuentra la prohibición del uso de antibióticos como promotores del crecimiento (APC). Sin embargo, el empleo de un enfoque holístico, incluso el uso de acidificantes, puede cerrar esta brecha y mantener la salud y el desempeño de los animales.

La aparición de resistencia a los antimicrobianos (AMR, por sus siglas en inglés) en poblaciones humanas y especies animales ha captado la atención de los organismos reguladores, así como del público en general. Existen estudios que relacionan el desarrollo de la resistencia a los antimicrobianos y la mayor utilización de antibióticos en la producción animal, y tanto la demanda de los consumidores como el aumento de las regulaciones gubernamentales impulsan acciones para reducir la dependencia de los antibióticos en sistemas de producción. Sin embargo, a medida que la industria se aleja de la excesiva dependencia de los antibióticos, se requieren prácticas alternativas para mantener la salud y el desempeño de los animales. Debido a su capacidad para favorecer la multiplicación de los microorganismos beneficiosos y mejorar la salud intestinal, los acidificantes pueden ser elementos clave de la solución.

Los lechones son especialmente propensos a desarrollar enfermedades entéricas después del destete.

REDUCIENDO EL USO DE ANTIBIÓTICOS

Los lechones son especialmente propensos a desarrollar enfermedades entéricas después del destete e, históricamente, el uso de antibióticos ha sido una solución efectiva a este problema. Con la retirada de antibióticos de los programas de alimentación de cerdos destetados, existen inquietudes acerca de los trastornos digestivos, diarrea neonatal, menor desempeño y rentabilidad comprometida en la producción de cerdos. Para retirar o reducir el uso de los antibióticos con éxito, se debe considerar un enfoque holístico que incluya una mayor atención al alojamiento, ambiente, manejo, bioseguridad, salud y nutrición de los sistemas de producción porcina. La nutrición será una pieza clave de esta solución y, aunque no hayan “fórmulas mágicas”, aditivos funcionales como los acidificantes desempeñarán un papel importante para el éxito de la producción de cerdos mientras si necesitan los antibióticos.

ACIDIFICANTES COMO ALTERNATIVAS A LOS APCS

En las últimas décadas, los acidificantes han sido generalmente aceptados y utilizados en dietas para cerdos destetados. Estos se pueden suministrar como ácidos orgánicos, ácidos inorgánicos, sales de ácidos o mezclas específicas de estos compuestos. Entre los ácidos orgánicos más comúnmente usados están los ácidos fórmico, acético, fumárico, láctico, cítrico y propiónico, mientras los ácidos inorgánicos generalmente incluyen al fosfórico. No hay que confundir el uso de acidificantes para mejorar el estado higiénico de los alimento o controlar el crecimiento de moho, como la aplicación de ácidos inorgánicos en ciertos ingredientes almacenados, con el uso de acidificantes para mantener la salud intestinal y contribuir al crecimiento de los animales.

Los acidificantes pueden considerarse como alternativas a los antibióticos promotores del crecimiento porque:

  • crean condiciones propicias para el crecimiento de bacterias beneficiosas;
  • reducen la capacidad tampón del alimento y ayudan a reducir el pH, favoreciendo la transformación del pepsinógeno en pepsina y, por consiguiente, aumentando la digestibilidad de la proteína;
  • previenen la ocurrencia de diarrea y otros trastornos intestinales;
  • mejoran el desempeño de los animales

Se cree que los acidificantes pueden influir en el pH gástrico, aunque se requieren factores dietéticos específicos y altos niveles de inclusión (0,5-1,0%) para alcanzar tal reducción del pH. Todavía se discute el modo de acción directo o conocido de los acidificantes, si bien la reducción del número de bacterias patogénicas parece ser un efecto clave

Edición Especial Reducción de los Antibóticos: explora diferentes áreas de la producción animal que pueden optimizarse para proteger mejor a los animales, lo que, a su vez, disminuye la necesidad de medicamentos preventivos o subterapéuticos.

REDUCCIÓN DE BACTERIAS PATOGÉNICAS

Debido al estrés del destete, el equilibrio de la microflora intestinal de los animales puede verse perjudicado, y esto afecta negativamente a la función gastrointestinal. Los lechones tienen un estómago inmaduro y un tracto intestinal poco desarrollado, lo que puede resultar en una digestión incompleta del alimento que, a su vez, conduce a la proliferación de bacterias patogénicas y la posterior reducción del número de bacterias beneficiosas. Los acidificantes pueden mejorar esta condición intestinal. Estudios han demostrado que su uso puede reducir la cantidad de coliformes y E. coli, además de crear condiciones favorables en el tracto intestinal para el desarrollo de bacterias como los lactobacilos.

FIGURA 1. Altura de las vellosidades y profundidad de las criptas del íleon de cerdos en destete alimentados con una mezcla de acidificantes.

¿Cómo ocurre esto? La disminución de los microorganismos patogénicos puede ser consecuencia del efecto bactericida de los ácidos orgánicos sobre bacterias sensibles al pH como coliformes y Clostridium. Según el grado de disociación, los ácidos orgánicos afectan a algunas bacterias e influyen en los mecanismos fisiológicos normales. Un estudio ha demostrado que un ácido orgánico no disociado puede penetrar la pared celular de las bacterias y tornarse expuesto al pH interno relativamente neutro de la bacteria. El ácido puede entonces disociarse liberando H+ y sus aniones (A-). La liberación de iones H+ causa la reducción del pH interno, lo que induce las bacterias sensibles al pH a gastar energía para mantener estable su condición homeostática interna. Esta producción o consumo de energía causa el retardo del crecimiento de las bacterias, alterando la síntesis de ADN y proteínas, y produciendo disfunciones fisiológicas que dificultan el ciclo de vida normal de las bacterias.

MEJORANDO EL DESEMPEÑO DE CRECIMIENTO

Un estudio reciente en la Iowa State University, EE. UU., examinó los efectos del uso de una mezcla de ácidos orgánicos, fitoquímicos y el Biomin® complejo permeabilizante (Biotronic® Top3 de Biomin) sobre la utilización de los nutrientes y la tasa de crecimiento de cerdos destetados. Se evaluaron 2 grupos (Control y Tratamiento) con 8 repeticiones cada uno, en un periodo de 21 días después del destete.

Los resultados del estudio indican:

  • un mayor consumo de alimento (+ 33 g/día);
  • una mejora de la ganancia diaria (30 g/día); y
  • una mejora de la conversión alimenticia (- 0,05).
FIGURA 2. Efectos de la utilización de nutrientes por cerdos en destete alimentados con una mezcla de acidificantes.

La mejor salud intestinal puede explicar el mejor desempeño de los cerdos alimentados con la mezcla de acidificantes, que mostraron cambios en la histomorfología intestinal con aumento (P<0,05) de la altura de vellosidades y de la profundidad de criptas del íleon (Figura 1). La Figura 2 muestra una mejor utilización de la proteína, con mejor (P<0,05) ingesta, retención y excreción de nitrógeno. Se recolectaron muestras de sangre para análisis de IGF-1 (ng/ml) y se observó una utilización más eficiente de los nutrientes (122,8 vs 149,1).

CONTROLANDO LOS PATÓGENOS INTESTINALES

FIGURA 3. Excreción de Salmonella en las heces de cerdos destetados alimentados con una mezcla de acidificantes

Un modo de acción o beneficio clave de los acidificantes es el control de bacterias patogénicas. En cerdos destetados, Salmonella typhimurium puede causar infección aguda en las instalaciones de destete, e incluso puede transferirse y contaminar la canal de los cerdos destinados al sacrificio. Tradicionalmente, tratamientos con antibióticos han sido aplicados para reducir la probabilidad de que se presenten tales infecciones. En una prueba reciente realizada en Italia, una mezcla de ácidos orgánicos, fitoquímicos y el Biomin® complejo permeabilizante (Biotronic® Top3) se administró vía pienso a cerdos destetados en una granja infectada con Salmonella.

Según lo ilustrado en la Figura 3, el porcentaje y cantidad de muestras positivas a Salmonella se redujo (P<0,05) en los animales alimentados con la mezcla de acidificantes. Aumentos del consumo de alimento y de la ganancia diaria también se observaron en el estudio. Los resultados indican que los ácidos orgánicos pueden inhibir la replicación de ciertas bacterias y apoyar el crecimiento adicional.

EL FUTURO DE LA PRODUCCIÓN PORCINA

El uso estratégico de los antibióticos seguirá siendo necesario para tratar las enfermedades de los animales. Sin embargo, es evidente que en el futuro se requerirán un uso más juicioso y una disminución de la cantidad de los antibióticos en sistemas de producción animal y en la industria de alimentos. La implementación de un enfoque holístico ayudará a lograr una solución viable para este problema. Existen fuertes indicios de que una atención estricta a los detalles en la nutrición y en los programas de alimentación, junto con el suministro de aditivos como los acidificantes, será una pieza clave del rompecabezas para reducir el uso de antibióticos en programas de alimentación de cerdos.

Artículo publicado Los Porcicultores y su entorno Marzo-Abril 2020

Empresa Biomin