Edgar Beltrán Rosas,
[email protected],

Marco Antonio Jacho López
[email protected]

Introducción

El agua es el nutriente que se requiere en mayor cantidad por los porcinos, en comparación con otros nutrientes suministrados en la alimentación, pero por desgracia es el nutriente peor utilizado. Si bien, varias fuentes recomiendan que el agua esté disponible como opción libre, la mayoría no ofrece la ingesta adecuada.

El suficiente consumo de agua es esencial para la salud y producción de los porcinos. La ingesta de agua se ve afectada por los requisitos fisiológicos, bioquímicos, nutricionales y de comportamiento, así como la calidad y la palatabilidad de la misma. La extrapolación de las preferencias de agua del hombre a los cerdos parece no ser válida, ya que los cerdos difieren del hombre en el número y la distribución de los receptores del gusto, lo que puede dar lugar a diferentes preferencias. La preferencia de la temperatura del agua puede estar asociada con la temperatura ambiente y el ciclo de producción.
Entre los factores que afectan el consumo de agua podemos citar:

a) Estado fisiológico:
• Edad del animal.
• Peso corporal.

b) Fase del ciclo productivo:
• Gestación.
• Lactante.
• Lechón.
• Cochinillo destetado.
• Crecimiento.
• Finalización.

c) Frecuencia respiratoria.

d) Estación del año.

e) Horario del día.

f) Condiciones de alojamiento.

g) Macro y microclima:
• Temperatura.
• Humedad relativa.
• Ventilación.

h) Estado sanitario de la piara.

i) Factores relacionados con el consumo de pienso o alimento:
• Calidad del alimento.
• Composición de la dieta.
• Minerales.
• Proteínas.
• Presentación de la dieta:
1. Harina.
2. Granulada o pellets.
3. Líquida.

j) Diseño de los bebederos:
• Tipo de bebedero.
• Colocación del bebedero.
• Orientación.
• Número de bebederos.
• Color del bebedero.
• Limpieza del bebedero.
• Condiciones del bebedero.

k) Caudal o flujo de agua del bebedero:
• Presión.
• Velocidad.
• Ángulo del bebedero.
• Altura del bebedero.

l) Calidad del agua de bebida:
• Calidad microbiológica.
• Parámetros físicos.
• Olor.
• Color.
• Gustosidad o sabor del agua.
• Salinidad.
• Turbidez.
• pH.

m) Temperatura del agua de bebida.

n) Comportamiento del animal:
• Aburrimiento.
• Actividad del animal.

o) Estrés:
• Sed excesiva inducida por el estrés.
• Sed excesiva inducida por el hambre.

Importancia del agua en porcinos

El agua en el porcino desempeña en mayor o menor medida una serie de funciones fisiológicas directamente relacionadas con la producción, como el mantenimiento de los tejidos, el crecimiento, la gestación, la lactancia.

Otras funciones indirectamente relacionadas con la síntesis de proteína, mantenimiento de la homeostasis intra y extracelular, reacciones enzimáticas, presión osmótica, termorregulación, remoción de desechos fisiológicos, transporte de nutrientes y hormonas. Además de la consecución de la saciedad y la satisfacción de las necesidades de comportamiento.

Importancia del agua y el consumo de pienso

Los bebederos de chupón son ampliamente utilizados para proporcionar agua potable fresca al porcino. Los caudales de agua de dichos bebederos varían considerablemente dependiendo el material, diseño, ubicación; inclusive la obstrucción parcial reduce la velocidad a la que debe llegar al animal. Dicha obstrucción puede no detectarse debido a que hay agua disponible cuando se verifican los bebederos, esta anomalía puede reducir el consumo de agua, la ingesta de alimento y el crecimiento del cerdo.

Las relaciones de agua y el alimento para sistemas de alimentación líquida, varían de 2.5:1 a 3.5:1. Se han informado relaciones agua y alimento que oscilan entre 1.78:1 y 2.79:1 para cerdos que pesan de 18 a 112 kg y se alimentan con pienso seco a voluntad. Las proporciones más bajas que podemos encontrar de agua y alimento suele ocurrir con comederos húmedos/secos y bebederos de tazón, mientras que los bebederos de chupón pueden tener una proporción más alta.

La principal causa de las diferencias en las relaciones de agua y alimento entre los distintos dispositivos para beber, se debe a las diferencias en el desperdicio de agua, no a las diferencias en la cantidad consumida.

El consumo total de agua varía desde más de 5.6 litros/cerdo/día con bebederos de chupón hasta poco más de 3.78/cerdo/día para comederos secos/húmedos. La relación de agua y pienso disminuye a medida que crecen los cerdos; por ejemplo, en dos estudios se encontraron que, la relación agua y pienso con bebederos de chupón fueron de 3.35:1 para cerdos de 18 a 25 kg, disminuyendo a 2.27:1 y 2.58:1 para cerdos de 95 kg.

Ingesta de agua versus grupo

La cantidad de porcinos en un grupo (corral) aparentemente influye en el uso del agua. Podemos encontrar estudios que afirman que el tiempo total de la ingesta por cerdo disminuyó cuando aumentó el tamaño del grupo, aunque el número de cerdos por bebedero fue el mismo para ambos tamaños de grupo.
Importancia del agua y medicación

En la producción intensiva actual se recurre habitualmente a los sistemas de distribución de agua, como un método para administrar agentes terapéuticos aprobados cuando las circunstancias exigen un tratamiento masivo a las poblaciones de cerdos. Los medicamentos para el agua se utilizan por razones que van desde la relativa facilidad del método en comparación con los inyectables, hasta la menor probabilidad de lesiones por pinchazos de agujas y agujas rotas como las que se pueden encontrar en cerdos en el momento del sacrificio, o el deseo de una respuesta rápida a la terapia.

La justificación para tomar la decisión de usar líneas de agua para administrar antimicrobianos, vacunas, vitaminas y electrolitos, seguramente se debe a que se supone que los medicamentos llegan a todos los cerdos, incluidos los enfermos.
Esperando evidentemente que se consuman los medicamentos, que los medicamentos sean absorbidos, que los sistemas de suministro de agua son funcionales, y que el grado de integridad de dichos medicamentos no altere la administración de la dosis adecuada.

Las operaciones de ganadería intensiva y extensiva a aguas superficiales y subterráneas.

Las fuentes primarias incluyen: 1) el escurimiento del deshielo o lluvias, 2) la aplicación del estiércol, y 3) los lixiviados de las operaciones ganaderas en las fuentes de aguas subterráneas. Tenga en cuenta que el tratamiento adecuado de las aguas residuales y agua potable juega un papel crítico en la prevención de infecciones de la comuidad. Patógenos adquiridos de aguas de recreo, productos contaminados o en contacto con el ganado o vectores silvestres no están excluidos por estos controles. Fuente: McAllister and Topp, (2012).

Calidad del agua

Se considera agua potable a aquella que cumple con las normas legales, tanto para consumo humano como en ganadería, tanto en sus características químicas y físicas como bacteriológicas.

1) Calidad microbiológica: el agua de buena calidad tiene que estar disponible para los animales en todo momento. La mala calidad microbiológica del agua suele causar problemas mucho más graves que la mala calidad bioquímica. La contaminación del agua por microorganismos es un proceso constante que puede desencadenarse en cualquier punto a lo largo de la distribución del agua (en las fuentes naturales de abastecimiento, en el transporte, en el almacenamiento o en la propia instalación y bebederos).

Los desechos porcinos contienen >100 microbios patógenos que causan enfermedades humanas.

Estos patógenos microbianos pueden provenir de un origen terrestre, del estiércol aplicado a las aguas superficiales, filtrándose en las aguas subterráneas o contaminando los cultivos de hortalizas a través del riego (Figura 1). La movilización de patógenos de las operaciones de ganadería intensiva y extensiva de las fuentes de agua adyacentes se produce a través de múltiples vías.

Una práctica muy recomendable es efectuar de forma periódica análisis microbiológicos, ya que con el conocimiento de la calidad del agua por parte de los técnicos se ahorraría muchos problemas, causados por los patógenos antes mencionados (solventados o mitigados parcialmente). Por tal motivo, se recomienda analizar el agua, mínimo dos veces al año, para controlar la existencia de minerales, microorganismos perjudiciales y otras sustancias.

Tabla 1. Guía para la calidad de agua para cerdos.

El agua debe estar libre de contaminantes y se considera que la calidad de este nutriente debe ser similar al recomendado para los humanos (Tabla 1). Junto a ello, es importante efectuar tratamientos preventivos del agua de bebida, como por ejemplo la cloración, uso de peróxidos, la filtración, etc.

Parámetros físicos: las variables físicas refieren al olor, color, sabor y la turbidez, el agua debe ser clara e inodora, además el color influye muy poco sobre la apetencia de los animales; sin embargo, sí puede ser indicativo de la presencia de algún contaminante.

Parámetros químicos: el conocimiento de la composición química del agua de bebida es de vital importancia en los porcinos, ya que la presencia de determinados macrominerales y/o oligoelementos en concentraciones elevadas, pueden causar serios problemas de salud, así como la merma de las producciones.

Conclusiones

Destacar que la importancia del agua no solamente radica en las variadas funciones que cumple como un nutriente más (posiblemente el más importante) dentro de la alimentación de los animales, sino que también por su uso no poco frecuente como medio de dilución y administración de medicamentos. Así como también la no menos importante, pero tan poco estudiada finalidad lúdica que tantos problemas de comportamiento y desperdicio pueden desencadenar su mala gestión.

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno Enero- Febrero 2022